dissabte, 14 de setembre de 2013

Choices

¿Recordáis que ayer os contaba que íbamos a participar en un sorteo para poder visitar The Wave? Pues esto es lo que ha pasado:

YouTube Video


¡Qué le vamos a hacer!

De ahí salimos disparados hacia Page, donde es una hora menos porque pertenece a Arizona, mientras que Kanab está en Utah. Gracias a eso podemos llegar a tiempo para una visita que me hace mucha ilusión.




Hay sitios que uno cree que jamás va a ver en esta vida. Para mí uno de esos sitios es era el Antelope Canyon, junto con el Templo de Petra o las Auroras Boreales.

Tantas son las ganas que tengo que hemos contratado un tour fotográfico, donde estás más tiempo en el cañón, puedes llevar trípode y el guía te enseña los mejores sitios. La verdad es que es de aquéllos sitios que crees que cualquier foto será bonita y luego las tuyas no valen para nada.

Tenemos la suerte de que no se presentan algunas reservas y en el grupo somos solamente 3 personas.

El Antelope Canyon es un cañón, como el Grand Canyon, pero más pequeño. Mucho más pequeño. Hace 200 metros -sí, 200 metros- de largo por unos 2 metros -¡¡que sí, 2 metros!! y en la hora buena para las fotos, cuando los rayos de sol entran verticales, pueden haber dentro 100 personas. Nuestro guía va parando a los otros grupos para que podamos verlo y fotografiarlo bien.







Es sencillamente espectacular. Los rayos de sol que caen casi perpendiculares a esta hora y la arena en suspensión que hay en el ambiente (y la que los guías tiran) da un aspecto mágico. La reflexión de la luz en la roca multiplica la saturación de los colores y las caprichosas formas de la roca crean miles de volúmenes...









Estas están hechas con el móvil. Con la camára he hecho casi 400. Yo creo que si las paso muy rápido me sale un vídeo del recorrido.

Hemos salido hambrientos. Y claro, al ver un local que se llama Big John's Texas Barbeque ni nos lo hemos pensado.




La camarera -amable como todos los que nos hemos encontrado aquí, ha venido a explicarnos que si uno no se mancha las manos, no se disfruta la comida y que tampoco pasaba nada si no usábamos los cubiertos.




Foto dedicada a Luis y Carol

¡Qué carne! Los platos serán de plástico, pero la comida es ... Yeehaw!!!

Nuestro vecinos de mesa vestían sombrero de cowboy, botas, comían barbacoa... En ese momento lo decidí.

Me quedo.

Me compraré una pick-up y aceptaré el trabajo de guía en español que me han ofrecido en el Antelope Canyon; estableceré mi residencia en Page, Arizona.

Para acabar de hacerme decidir, hemos ido hacia Monument Valley por la carretera 89, la que a partir de ahora es la carretera por la que más he disfrutado conduciendo. El trayecto Page-Monument Valley es muchísimo más bonito que la Route 66.

YouTube Video


Esto es donde se podía parar, pero a cada kilómetro el paisaje es alucinante.

Llegamos a Monument Valley tras pasar por Forrest Gump Point que es el último trozo del vídeo y del que Ingrid os pondrá alguna foto.

Nuestro querido Manel tenía razón cuando nos contaba que este era el lugar que más le gustaba de Norteamérica. Nuestro recuerdo de hoy va para Manel, a la espera de que algún día el diablo acepte mi alma a cambio de que nos haga de guía en algún viaje.




Se hace una ruta por dentro -tras pagar 5$ por persona- en la que Billy ha demostrado que no tiene nada que envidiar a cualquier 4WD (aquí 4x4 son 16...).

A estas alturas del blog ya no sé más adjetivos para explicaros la sensación de estar aquí. Cuando vengáis a visitarme a Page, ya lo veréis. Como adelanto, una foto de esas inmersivas (que no es mía, por supuesto) para que veáis a pantalla completa.



Hay un mirador desde el que tienes una visión privilegiada del valle. Allí hemos ido a ver la puesta de sol. Nuevamente comprobamos que aquí hay más colores...

Una tormenta de fondo añade infinidad de matices lilas y naranjas, decorando además el fondo con unos rayos que se resisten a que Ingrid los fotografíe. Yo consigo cazar alguno, pero como siempre es imposible captar la belleza y grandeza del lugar en una triste foto.

El valle está gestionado por los indios navajos (igual que el Antelope Canyon), quienes lo consideran un gran negocio lugar sagrado y mágico.

Verdaderamente lo es.

De camino hacia el hotel paramos en un supermercado a por provisiones y no dejamos de maravillarnos con la variedad de productos y el tamaño de las raciones. Entre otras cosas compramos un batido de Bailey's sin alcohol impresionante. Ayer probamos palomitas con sabor a bacon y cheddar.

También compramos un bote de ibuprofeno, porque el cambio horario me da algunos dolores de cabeza. Y me pregunto ¿porqué aquí el ibuprofeno viene en botes y allí en blister? Cualquier malpensado diría que allí le dan una imagen que facilita que los precios por un poquito de polvo prensado sean más altos de lo que en realidad cuesta fabricarlo. Marketing lo llaman.

Llegamos al hotel (aún no tengo casa aquí) con ganas de cenar y dormir, además de empezar este post que termino, como todos los días cuando me despierto a las 5...

¡Hasta mañana!

7 comentaris:

  1. Fui a ver los parques nacionales del oeste de EE UU por una foto enorme que había visto muchos años antes en el aparador de can Ximenes. Recuerdo que al verla pensé 'éso tengo que verlo antes de morirme' mientras seguía embobada delante del cristal con la boca abierta. No sólo no me decepcionó al verlo, sinó que superó de mucho todo lo que había imaginado.

    ResponElimina
  2. Ingrid, aquest anònim és meu!!! Molt maques totes les fotos!!!! Petons per tots dos de l'altra bruixeta.

    ResponElimina
  3. Mala sort en el sorteig, però l'altre canó.... impressionant... i Monument Valley.... també

    Continueu, que no pari, hehehehe

    Ramon i Lluïsa

    ResponElimina
  4. Hola parelleta,
    Vaya viatge que esteu fent! Quina passada de fotos!!
    Tot és molt maco, però una cosa us haig de dir... JA US PODEU TREURE DEL CAP QUEDAR-VOS A VIURE PER AQUÍÍÍÍÍÍÍ!! Juan Carlos, ja et buscarem feina de guia per la Sagrada Familia o el Parc Güell (si prefereixes natura).
    En Marc us necessita i NOSALTRES TAMBÉ!! Així que a fer la ruta prevista i a agafar el vol de tornada el dia 3!!
    Disfruteu de cada dia que passseu, perquè sense adonar-vos ja estareu de tornada.
    Un petó enorme!!

    Marc, Toni i Criss

    ResponElimina
  5. En MARC,Toni i la Criss.ho tenen molt clar i nosaltres també. AU,doncs, a disfrurar i cap a CASA.

    ResponElimina
  6. no, no no no..... JO ESTIC AMB EL JOAN CARLES.... A VIURE ALLÀ....

    Jo no ho he vist en persona i ja vull anar a viure... a mi m'encanta aquest ambient, la música, el menjar (encara que menjant tots els dies burguers no cabria per la porta :))). Però digues que sí... TOTS A VIURE ALLÀ. JAJAJAJ (bueno el Lluís m'ha dit que a ell no l'agradaria... massa americanado... però jo crec que el puc convèncer... jejej)

    Gràcies per la dedicatòria... aquestes fotos són les que m'agraden: MENJANT!!! JEJEJE

    impressionat tot guapos!!! seguiu disfrutant!!

    Un petó molt fort

    Carol

    ResponElimina