dilluns, 16 de setembre de 2013

Walk on the rocks

Empecemos con las dedicatorias. Hoy hemos ido al Bryce Canyon, que no es un cañón pero lo parece. Allí me he acordado de Pepe en dos ocasiones:

Una porque se puede hacer un tour montados en estos vehículos que usan alfalfa como combustible:




Y otra por el nombre de uno de los miradores:




Sí, lo habéis adivinado. A Pepe le gustan las películas del Lejano Oeste. Volveremos a hablar de nuestro querido José Andrés cuando lleguemos a Yosemite, pero por ahora volvamos al Bryce Canyon.

El paisaje es raro. Es una paranoia extraña. Consiste en unas formaciones llamadas hoodus hudos hudus hodios de formas caprichosas.





Para los informáticos: ¿Conocéis ese programa llamado Bryce, utilizado para renderizar imágenes en 3D? Pues ya sabéis de donde viene el nombre.




Con lo que me gusta fotografiar bichos, no podían faltar un par de capturas:







Este parque se visita en coche. Hay una carretera con varios miradores y vas parando a ver el paisaje. Estos son los dos más espectaculares:

YouTube Video


Las tiendas de souvenirs de por aquí son preciosas. En todas tienen café gratis. Bueno... dile café, dile aguachirri.




También tiene unas botas de las que nos estamos enamorando... No me digáis que no son preciosas:




Hablando del café y otras especialidades gastronómicas... para acompañar a la hamburguesa de hoy, he pedido Coca-cola de vainilla. ¡DE VAINILLA! Estos americanos no saben lo que es la dieta mediterránea, el jamón de Jabugo o un torrezno hecho por mi prima Montse... pero tienen Coca-Cola de vainilla! Punto para los americanos...

Otro punto son los vehículos. Mi hermano disfrutaría viendo la cantidad de Mustangs y Camaros que se ven por aquí. Las pick-ups son increíbles y no te digo nada de los camiones:




Mañana cruzaremos 3 estados (en 200 km) y haremos el último cambio horario del viaje. Aparcamos por un momento la América tradicional para ir a Nevada (donde cambias un dólar por diez, según Loquillo).

Hasta ahora conducir por aquí es una delicía, con la excepción de la mala iluminación y los deslumbramientos por la noche. Las motos no llevan casco, ni los que las llevan tampoco.

Las autopistas tienen dos carriles, pero sólo se usa el de la derecha. El izquierdo es únicamente para adelantar. Los límites de velocidad se respetan. Las carreteras son rectas. Yo creo que las planificaron con un Telesketch. Los coches son automáticos y hay poca circulación.

Vamos, que vas sólo, con el control de crucero a 75 mph, totalmente relajado. Si encuentras a alguien que va más lento, te pones a la izquerda hasta que lo adelantas, como si tardas 5 minutos porque el va a 74 mph.

En los cruces, la cosa cambia. En los semáforos en rojo puedes no pararte si es para girar a la derecha, excepto si pone que no se puede (no turn on red). En el resto de cruces TODOS tienen señal de stop, no existe la preferencia por la derecha. ¿Quién pasa? El que antes llega. Así, si llegas a un cruce en el que hay tres parados, esperas hasta q han salido esos 3 y pasas tú. Parece fácil... pero hay que atreverse cuando estás ahí.

Veremos que pasa cuando lleguemos a las famosas autopistas de 6 carriles de Los Angeles. Pero, ¡eh!, yo he conducido por la Ronda de Dalt en hora punta y en moto... ¿Quién dijo miedo?

5 comentaris:

  1. Bonic, bonic el Bryce Canyon.... i els camions, hehe.

    Ramon i Lluïsa

    ResponElimina
  2. Los camiones, las motos, los paisajes, todo deja muy buen sabor de boca o mejor dicho se me cae la baba de envidia. Vidal

    ResponElimina
  3. Guapos!!!

    Ja torno a ser aquí, fent-vos companyia en el vostre viatge. Com sempre les fotos genials... Joan Carles no podien faltar bitxos ehhh??? :))

    Per cert.... a ydels paisatges... haig de dir o millor dit cridar QUÉ TENDES MES XULES I AUTÈNTIQUES!!!!! JO VULLLLLLLLLLLL (les botes xulíssimesssssssssssssssssss)

    ayyyyy Ja està... ja m'he quedat a gust... jejejejejej

    Carol

    ResponElimina
  4. Eiii parella!!!!
    ja veig que el viatge és una passada!!!!
    Quines vistes i quin vertigen,.... no??
    Gana no en passeu ja ho veig. A veure si trobeu algun lloc on facin la autentica hamburguesa TEXAS. Segur que no!!! ja ja ja. Amb aixó el Texas era únic.
    Vinga cap a les Vegas, no se us ocorri planejar robar el Bellagio, val???? Que no sou el George Clooney i la Julia Roberts!!!
    Encara que un casament en plan Elvis i Marylin no estaria malament....
    A disfrutar i fins la propera xerrada!!!!
    Jordi i Diana

    ResponElimina
  5. Yehaaaa, es que tengo un alma de Cow boy... me ha emocionado mucho, muchas gracias!!!! un beso y un abrazo muy fuerte

    Creo que este comentario lo encontraréis también en otra sección del blog, imagino que he hecho algo mal... pero ya me vale porque como me he emocionado mucho, pues mejor!
    Más besos y más abrazos o kisses and hugs!!!

    Pepe

    ResponElimina